Edificios patrimonio

Museo de Sonora

La antigua Penitenciaría de Sonora es considerada un importante Patrimonio Histórico y Cultural, ya que es un símbolo e invaluable ejemplo de la riqueza cultural de la región y por ello está incluido en el catálogo de monumentos históricos.

Siendo los mismos presos y en especial los indígenas yaquis, los que trabajaron en su construcción. En su momento, la penitenciaría de Hermosillo fue una de las más higiénicas y mejores del país y funcionó como tal hasta el año de 1979, después de haber sido cárcel durante 71 años, hoy es el Museo de Sonora que se actualmente se encuentra en remodelación.                                             

Capilla del Carmen

Indiscutiblemente, una de las edificaciones más importantes de nuestra capital. La capilla de nuestra Sra. del Carmen se debe al devoto industrial y comerciante.

La Capilla del Carmen está localizada al pie del Cerro de la Campana lado noroeste y su acceso es por las calles Jesús García o No reelección. La edificación del templo ha sufrido diversas restauraciones, siendo la más actual y notable la de 1973, en cuya ocasión se erigió toda la fachada principal que conserva actualmente.

Las fiestas patronales de la Virgen del Carmen se realizan anualmente cada 16 de julio desde 1843.

 

Centro Cultural MUSAS

El complejo cultural MUSAS es el Museo de Arte de Sonora. El lugar está dedicado a las artes visuales y es el más grande e importante del municipio.  Fue inaugurado el 8 de Septiembre del año 2009.

Se encuentra ubicado en lo que era el antiguo parque villa de Seris, por el Blvd. Vildósola y avenida de la Cultura.

El museo está dedicado exclusivamente a exposiciones de artes plásticas pero también tiene a la venta artesanías, libros y videos.

 

Catedral Hermosillo

scan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Plaza Zaragoza

En el año de 1827, construyeron en la Plaza Principal, que podría ser la hoy Plaza Zaragoza, un parián con el propósito de reunir en un solo punto a los vendedores de frutas, legumbres, carne, comida y otros artículos de consumo diario. Tres años más tarde, los comerciantes invadieron las calles provocando serios problemas al movimiento de gentes y carruajes.
Pasa el tiempo, y en el año de 1876, la pequeña población de Hermosillo cruza por problemas provocados en buena medida por el contrabando de Estados Unidos hacia México, en particular de Arizona a Sonora.
La imagen de la Plaza Municipal, como se le conocía en aquellos años, era de completo abandono. Dos años más tarde, en 1878, cambió su nombre por el de Jardín Público. Año en que aprovecharon la demolición del viejo templo a su costado oriente para utilizar los escombros y terraplenar, no sabemos si de nuevo, el cuadrángulo de la Plaza elevando su nivel.
La Plaza Zaragoza refleja este paso de los tiempos. Escenario de manifestaciones políticas y de festejos, la Plaza Zaragoza sigue siendo uno de los espacios urbanos de mayor trascendencia en la vida de la ciudad.

scan0001

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Palacio Municipal

El Palacio Municipal concentra en sus espacios todos los asuntos de la ciudad. Por sus pasillos y oficinas vemos todos los días a los vecinos llevando y trayendo sus problemas, sus peticiones, sus propuestas. Es el reflejo de la vida diaria de una población.

El primer edificio construido ex profeso para cumplir tales funciones en nuestra ciudad data del año de 1859. En aquel entonces se le conocía como Casa Municipal y probablemente lo construyeron en el mismo sitio donde se levanta el actual. Frente a la Plaza conforme a los cánones poblacionales de nuestra cultura urbana. La iniciativa, dicen los documentos, fue del Sr.

Robles, Presidente Municipal por aquellos lejanos años. Un baile amenizó la inauguración, el 10 de septiembre del citado año. Los padrinos de la ceremonia fueron Ignacio Pesqueira y don Juan Pablo Camou.

La ciudad se transformó con el trazo de nuevas avenidas, como el Boulevard Centenario (hoy Boulevard Hidalgo) que pretendía cruzara la ciudad de poniente a oriente, hasta la Capilla del Carmen. Las oficinas del Ayuntamiento ocupaban un viejo caserón donde actualmente está La Secundaria 24, por la calle Rosales casi llegando al cauce del Río Sonora.

Entre sus proyectos incluyó el de un Palacio Municipal frente a la Plaza Zaragoza y al costado norte, callejón de por medio, del Palacio de Gobierno. La propuesta, a mediados de 1944, trajo a la mente el viejo proyecto de construir el Palacio en un lugar “céntrico”. Las obras inician en el siguiente año y el 28 de noviembre de 1947, anuncian la próxima inauguración del edificio para el día primero del siguiente año.

scan0002

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Plaza Hidalgo

scan0003

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Palacio de Gobierno

A principios de la década de 1880, en plenos tiempos de don Porfirio, el Gobierno del Estado emprende la construcción del Palacio de Gobierno. Un edificio que vendrá a marcar un hito en la historia de la arquitectura local y posiblemente regional. En la misma década está en construcción Catedral y en trabajos de remozamiento la Plaza Zaragoza, obras con las cuales la ciudad transita hacia un nuevo concepto del espacio urbano.

La construcción del Palacio de Gobierno trae a la población un estilo arquitectónico que influirá fuertemente en la construcción en general. Ricamente ornamentado con elementos clásicos, con su patio interior y su escalinata central, el salón de recepciones, la incorporación de tecnología que podríamos llamar “de punta” y otros elementos, será un ejemplo para la construcción de la mansiones en los años posteriores a su construcción.

La construcción del Palacio de Gobierno llevó más de dos décadas.

scan0004